Un estudio revela una tasa de embarazo más alta tras operarse de amígdalas y apéndice

Las mujeres que se han operado de apendicitis y de amígdalas en su juventud poseen gran posibilidad de quedarse embarazadas. Incluso con más celeridad qué el resto, según un estudio realizado entre la Universidad escocesa de Dundee y la University College of London.

Ante los extraordinarios efectos obtenidos durante un primer estudio el año 2012. En el qué se mostraron unas estadísticas sorprendentes vinculadas con la apendicectomía y el embarazo. El equipo de científicos decidió seguir la investigación e analizar los resultados con más profundidad.

El nuevo estudio ha examinado los expedientes médicos de más de medio millón de chicas de Gran Britania.

Sobre las funciones de la amígdalas y del apéndice

Las amígdalas

Pertenecen a nuestro sistema inmune y filtran tanto los microorganismos. Como las bacterias o los virus e otros gérmenes. En el caso que uno de estos patógenos intenta invadir nuestro cuerpo a través de la boca o la nariz, se absorben por las amígdalas que impiden su entrada.

Hay casos en los que el contacto con los gérmenes provoca la infección de las amígdalas y el paciente llega a tener las amígdalas inflamadas. Algo que se conoce médicamente como amigdalitis.

Amigdalectomía

Aunque generalmente la infección de las amígdalas se curra rápidamente con tratamiento médico y sin demasiadas complicaciones. Es probable que en determinadas ocasiones y dadas determinadas situaciones se aconseje la eliminación de las amígdalas. Esto se realiza a través de un proceso quirúrgico que recibe el nombre de amigdalectomía y como muestra su nombre consiste en eso: la extirpación de las amígdalas.

El apéndice

Es un órgano pequeño que se encuentra en el abdomen, no es esencial para la salud de una persona. Tiene dos extremos, uno está cerrado y el otro se abre al intestino grueso, que es el órgano que absorbe agua de las heces y hace que se desplacen para expulsarlos del cuerpo a través del ano.

Apendicectomía

La extirpación quirúrgica del apéndice se conoce como apendicectomía y se realiza cuando éste está inflamado por una infección. La infección, conocida medicamente como apendicitis, se considera una urgencia, ya que si no se trata es potencialmente mortal. En algunos casos, el apéndice inflamado puede que se revente en 24 horas tras la aparición de los síntomas. Por eso es importante extraerlo lo antes posible.

Actualmente, la apendicectomía es un procedimiento muy común y en raras ocasiones se producen complicaciones. Si la infección se diagnostica a tiempo y se lleva a cabo la apendicectomía, la mayoría de los pacientes se recuperan muy rapido sin apenas problemas.

Sin embargo, durante muchos años existía el falso mito qué la apendicectomía tenía un resultado negativo en la fertilidad femenina.

La investigación

Los datos del estudio demuestran que el índice de fertilidad en mujeres operadas de amígdalas y apéndice fue más de un 20% superior a las que no se habían sometido a ninguna operación. El tiempo indispensable para quedarse embaraza incluso fue más corto para las chicas qué les habían extirpado tanto el apéndice como las amígdalas.

Los datos obtenidos muestran qué la índice de fertilidad fue más alta entre aquellas chicas qué:

  • Fueron operadas de apendicitis: un 54.4 por ciento
  • De amígdalas: un 53.4 por ciento
  • De ambas cosas: un 59.7 por ciento
  • El resto de la población femenina-no operadas: un 43.7 por ciento.

Conclusiones del estudio

Li Wei, la maestra de la Facultad de Farmacia del University College de Londres, dice que aunque la circunstancia biológica es plausible, el origen de este fenómeno parece ser conductual.  Según la experta, el estudio es de un interés principal. Ya qué tanto la apendicectomía como la amigdalectomía son dos cirugías muy comunes por las que pasan miles de personas. Según Sami Shimi, miembro de la investigación e instructor en la Escuela de Medicina de la Universidad de Dundee, a los estudiantes de Medicina se les enseñó, durante muchos años, qué la apendicectomía tenía un resultado negativo en la fertilidad femenina. Por lo que las chicas jóvenes a menudo temían qué la extracción del apéndice podía amenazar sus probabilidades de quedarse embarazadas.

Los investigadores advierten: no alentar a someterse a estas operaciones

Sin embargo, los investigadores advierten a las chicas no alentar a someterse a estas operaciones. No tienen que pensar qué ello incrementará sus probabilidades de quedarse embarazadas.
Este estudio no significa que la extracción del apéndice o de las amígdalas sanas aumentara la fertilidad. Shimi afirma que esto significa que las chicas jóvenes qué necesitan pasar por este tipo de operaciones pueden hacerlo sin miedo de poner en peligro su fertilidad.