cerrar
SALUD

Todo causa cáncer

El cáncer es una de las enfermedades más temibles en la actualidad. Una enfermedad de este tipo puede ser una dificultad que lenta y dolorosamente va minando la vida de una persona, hasta llevarla a su inevitable final.

Lo que hay que tener en cuenta, de acuerdo a la medicina actual, es que el cáncer no es propiamente una enfermedad. Se trata de una patología que afecta a los distintos tejidos del cuerpo humano.

El cáncer, como condición afecta a las moléculas que se integran en las células y producen mutaciones que se ven reflejadas en los tumores. En buena parte de las ocasiones, el cáncer se deriva por cuestiones genéticas.

Toda persona está en riesgo de desarrollar un tipo de cáncer

El cáncer es una condición que puede presentarse en cualquier persona. La probabilidad es la misma que tiene una persona de sufrir un accidente de tráfico o caerse de una bicicleta por mucha experiencia que tenga.

Sin embargo, existen factores que afectan a nuestra salud y pueden favorecer la aparición de un tumor. Es muy común encontrar todo tipo de guías donde se explican los peligros que representa consumir ciertos productos. Sobre todo hablamos de lo que se conoce como comida procesada.

Ese tipo de guías derivan de enormes estudios sobre varios grupos de personas. Se trata de establecer patrones donde se identifica las coincidencias de la aparición del cáncer. Se tiene en cuenta tanto el estilo de vida, como el sedentarismo, la alimentación y otros hábitos.

Los factores que pueden provocar un cáncer

Sin embargo, todo esto no deja de ser un dato estadístico. El desarrollo del cáncer puede ser determinado por una gran variedad de factores. En materia de salud, se habla de las probabilidades. Por ejemplo, el estilo de vida de una persona puede llegar a disparar la presencia del cáncer de un 50% a un 90%.

A mayor número de factores de riesgo presentes en una persona, más alta es la probabilidad de desarrollo de algún tipo de cáncer.

Los factores que mayor peso tienen además de la alimentación, es el consumo de sustancias como el alcohol, drogas alucinógenas y tabaco. En segundo lugar podríamos situar el factor del estrés, ya que modifica el metabolismo de la persona e induce a las células del cuerpo a perder vitalidad.

La industria alimentaria y la salud del ser humano

Hay que tener en cuenta que el consumo de alimentos no frescos tiene una enorme influencia. Y hoy en día, con la contaminación global, el índice de alimentos orgánicos empieza a deteriorarse. La contaminación ejerce efecto sobre los alimentos, generando mutaciones en las células que después van a ser absorbidas por el cuerpo humano.

La industria alimentaria del momento, también ha aportado al desarrollo de cáncer. Ya que el uso de químicos para aportar a la conservación y el procesamiento de los alimentos, son los que mayores mutaciones genéticas están generando para el cuerpo humano.

Se habla entonces de sustancias cancerígenas, que pueden estar presentes en una botella de cerveza o en una bolsa de leche. Las sustancias contaminantes se convierten entonces en una especie de veneno, que en menor o mayor escala tienen un impacto sobre la salud de toda persona.

Cómo reconocer las sustancias cancerígenas

Existe una guía que puede ayudarte a reconocer cuales son las sustancias que pueden afectar la salud de tu cuerpo. Esta guía fue desarrollada por el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer, conocido por la sigla como IARC. Se trata de una lista que divide su información en grupo A y grupo B.

Ambos grupos conforman una total de 14 puntos a tener en cuenta. Recientemente, en ese listado se añadió que la carne roja y el tocino eran precisamente productos con altos niveles de sustancias cancerígenas. Pero, hay que entender bien, la división que realiza IARC sobre los grupos.

Por ejemplo, en el primer grupo entran en juego lo que es el tabaco y alcohol, pero además de eso está el benceno, el amianto y el formaldehído. Son sustancias químicas que tiene un alto nivel tóxico para la salud de toda persona. De ahí el énfasis de no consumir sustancias tan potentes.

Estas sustancias, puedes identificarlas en la misma guía nutricional que tiene todo producto procesado que compras hoy en día. Sí, justo ahí donde se explican los ingredientes que dan vida al producto, puedes rastrear si estas sustancias tóxicas afectarán tu salud.

El segundo grupo de la IARC

El segundo grupo de la guía de IARC se divide en dos. El grupo 2, pasa a ser 2A y 2B. En el caso de este primer grupo, se tiene en cuenta las sustancias de las que se tiene cierta sospecha, pero que sí se tiene evidencia de su daño en animales de laboratorio.

El siguiente grupo muestra aquellas sustancias cuya clasificación y su matiz químico no alcanza a clasificarlas como tóxicas para la salud del cuerpo. En cambio, a diferencia del anterior  grupo, si existe evidencia de que son agentes cancerígenos en pruebas de animales de experimentación.

Realmente el estudio llevado a cabo por la IARC deja en claro que todas las sustancias que se integran en el consumo que realiza el ser humano pueden provocar mayor o menor impacto en la
aparición de un tipo de cáncer.

Se habla entonces de que “todo causa cáncer” y que los alcances de la ciencia no determinan aún los factores de riesgo por consumir ciertos productos. Es por esto mismo que cada cierto tiempo la
Organización Mundial de la Salud, tras estudiado y valorado un producto, anuncia qué tipo de alimentos pueden exponer la salud de toda persona.

Etiquetas: