Tesla se enfrenta a decenas de demandas

La empresa Tesla ha venido acumulando una gran diversidad de demandas legales. Las que están más de moda son las relativas a la eficiencia de sus coches eléctricos. Sin embargo, la empresa Walmart ha decidido también demandarlo, y no precisamente a causa de los autos eléctricos.

Walmart ha centrado su demanda en lo relativo a los paneles solares que fueron instalados en los techos mismos de cada una de sus tiendas. Y es que por lo visto, la instalación de dichos paneles solares, fueron motivo de incendios en siete de sus sedes comerciales.

El impacto de los incendios logró devastar mercancías, como también otros daños materiales por un costo que asciende a los miles de dólares. Esta demanda, de acuerdo a lo declarado por los representantes legales Walmart, fue entablada en los tribunales de Nueva York el día 20 de agosto del 2019.

SolarCity fue adquirida por Tesla en el 2016

Dos días más tarde, la empresa Tesla y Walmart develaron una declaración conjunta en la que dejaban en claro que se comprometían a resolver sus problemas. Aún no está claro si Walmart retiro por completo la demanda, ahora que la situación se presenta un tanto amable para ambas partes.

El problema de la instalación de los paneles solares y su efecto en la imagen corporativa de Tesla, se remonta al año del 2010. Por entonces, la empresa SolarCity, realizó el trabajo de instalar y cubrir el servicio de energía renovable solar, instalando los paneles en los techos de las sedes de Walmart.

En su momento, tal como lo indica la acusación oficial, la instalación de dichos recursos fue realizada de manera muy apresurada. Algunos testigos de la instalación afirman que ocurrió de manera negligente, sin acatar a una paciencia profesional.

SolarCity, que fue una empresa fundada por dos primos del brillante empresario Elon Musk, pasó a ser parte de Tesla en el año 2016.

Ineficiencia laboral

Por entonces, la empresa pago $2.6 millones de dólares para adquirirla. De acuerdo a la documentación de la demanda, la negligencia de SolarCity se vio reflejada en el modo en que instalaron los paneles de manera acelerada, mientras los contratistas y subcontratistas no fueron auditados durante el proceso.

Fue algo muy rápido, que en apariencia solo se efectuaba para lograr obtener ganancias rápidas. Y es que de acuerdo a Walmart, el personal que realizó la instalación no poseía capacitación y conocimiento claro del impacto de dichos productos. Era un equipo que trabajó de manera ineficiente, sin formación y claridad conceptual de lo que representaba esta tecnología para la empresa.

Para poder consolidar la demanda, Walmart se tomó el tiempo de estudiar a fondo la instalación de los paneles solares, para asegurar así que Tesla no lideró un trabajo de inspección y comprobación de sus protocolos. Esto condujo a que ofrecieran un producto lamentablemente deficiente.

Ni Tesla tiene documentación para escudarse legalmente

Se habla incluso de que Tesla ejecutó malas prácticas en lo relativo a la conexión de los cables. Mientras tanto, la misma empresa de Tesla afirma que no cuenta con documentación adecuada para respaldar lo que realmente ocurrió en el escenario de trabaj0, durante la instalación de los paneles solares.

Walmart espera que la gestión de estas demandas, le conceda a Tesla la responsabilidad de retirar los paneles de cada una de las sedes comerciales y de paso pagar por los daños derivados de los incendios, más otros costos. Lo más irónico de esta demanda, es que se presentó justó la misma semana en que Tesla decidió ofrecer en el mercado un plan de renta de paneles solares para los dueños de viviendas.

La demanda establecida por Walmart comprende un impacto del servicio en 240 tiendas ubicadas en el país. El punto de polémica siempre será la negligencia y la falta de talento profesional para haber ejercido un trabajo serio, lo cual es de esperarse de un gigante corporativo como lo es Tesla.

Las otras demandas que asume Tesla

De manera que Tesla se encuentra en una fase crítica en materia de imagen corporativa. A inicios del mes de agosto, uno de los autos de Tesla estrelló contra un camión, provocando la muerte del conductor. Un suceso que terminó convertido en demanda, en tanto el auto se desplazaba haciendo uso de la funcionalidad AutoPilot.

Sobre el tema de los autos eléctricos, otra de las demandas tiene que ver con un propietario que indicó que la actualización del sistema limitó las cualidades de conducción de los vehículos menos avanzados, tal como lo es el Model S y Model X.

Otras demandas similares ha venido afrontando la empresa de cara al rendimiento del gran producto que representan los autos eléctricos.