¿Son las cucarachas inmunes a casi todo?

Se trata de insectos muy comunes que parecen habitar en toda clase de ambientes. Hay que decir que las personas suelen reaccionar de manera negativa ante las cucarachas. Aunque estas tengan una cualidad admirable: su enorme capacidad de adaptarse y sobrevivir.

Esta habilidad es algo que despierta curiosidad: ¿cómo es que estos bichos son tan hábiles para sobrevivir? Pues, la comunidad científica ha hecho diversos estudios al respecto.

Una interpretación científica de las cucarachas

Un estudio impreso en la revista Nature Communications revela resultados de un análisis del genoma de estos insectos. Una de las conclusiones más interesantes es que las cucarachas cuentan con genes muy amplios en lo que respecta a gusto, olfato, inmunidad y capacidad de desintoxicarse. Todo esto las hace capaces de adaptarse y soportar condiciones diversas.

Estos insectos son capaces de sustentarse con gran cantidad de alimentos: carnes, vegetales, etc. Por ello, siempre encuentran materia prima para comer. Además, pueden consumir su comida en condición de putrefacción, ya que son hábiles carroñeros. Es decir, las cucarachas son capaces de comer lo que otros seres vivos son incapaces de devorar.

Todo esto hace que las cucarachas tengan unas habilidades innatas para sobrevivir. Además, tiene una gran capacidad para reproducirse. Y sus crías rápidamente son autosuficientes.

¿El insecto más asombroso que habita en la tierra?

Hay diversas especies de cucarachas, cada una con variantes de tamaño y aspecto. No obstante, lo que llama la atención en todas las variedades de estos insectos es que pueden vivir en muchos tipos de ambientes: alcantarillas, sótanos, en huecos de pareces, en granjas, en tierra, en cortezas de árboles, etc. ¡No hay lugar del mundo inmune a la presencia de cucarachas!

Curiosamente, estos insectos tienen una extraña cualidad: son capaces de detectar cosas tóxicas. Cuando comen basura o materia descompuesta, solo consumen aquello que les da nutrientes.

Tienen una amplia gama de receptores de olores y sabores, con lo cual descartan lo dañino para sus organismos.

Se estima que una cucaracha tiene en promedio unos 500 receptores gustativos. Además, una cantidad similar de receptores de olores. Se trata de una capacidad esencial para adaptarse a ambientes heterogéneos, logrando así detectar nuevas fuentes de alimentación con suma rapidez.

5.000 especies de cucarachas

Esta es otra capacidad notable: las cucarachas evolucionan con rapidez. Su genoma es de los más variantes, cada generación parece tener algo distinto a la anterior. Es así como se producen continuos cambios en el organismo de estos insectos. Lo cuál les sirve para adaptarse a nuevas y cambiantes circunstancias.

Finalmente, hay que decir que la inmunidad es otro rasgo de estos insectos. Acostumbradas a vivir entre podredumbre, bacterias y toxinas, han desarrollado la capacidad de soportar enfermedades y sustancias capaces de matar a cualquier otro tipo de seres vivientes.