cerrar
NATURALEZA

¿Qué implican los incendios del Amazonas para el futuro?

Los incendios que están azotando al Amazonas se han convertido en una preocupación a nivel mundial. El año 2019 está siendo un año negro en cuanto a incendios en todo el planeta. Por ejemplo, en las Islas Canarias de España se produjeron una serie de incendios realmente devastadores. Sin embargo, por muy trágico que sea el panorama, la recuperación del ecosistema puede tardar unos cuantos lustros.

Pero la magnitud de lo que está sucediendo en la selva amazónica es tan grande, que puede llegar a ser irrecuperable. De ahí que la repercusión mediática que están teniendo sea tan importante. Toda la atención del mundo está puesta en las devastadores consecuencias que pueden tener los diversos incendios que están consumiendo gran parte de la selva del Amazonas.

Y es que hay que tener en cuenta que el territorio del Amazonas equivale al pulmón verde más grande del planeta. No solo proporciona oxígeno, sino que también retiene los índices de CO2, aportando a equilibrar la temperatura del planeta.

El punto de vista de Victor Resco de Dios

De manera que lo que ocurre con los incendios en este territorio del mundo, terminará por afectar en términos generales al resto del planeta. El docente de Incendios Forestales y Cambio Global de la Universitat de Lleida, Victor Resco de Dios, indicó en un artículo publicado en The Conversation, que los bosques de la amazonia se han desarrollado historicámente con una frecuencia realmente baja de incendios.

Por ejemplo, se estima que se venían presentando incendios una vez cada 500 o 1.000 años. Este periodo de tiempo, da suficiente fuerza para que las selvas tropicales pudieran expandirse. Es decir, que existen árboles milenarios, que tardarán siglos en alcanzar la misma robustez y en crear el mismo ecositema actual. Es decir, que existen cientos de especies autóctonas de la zona que no están adaptadas para recuperarse de un incendio de esta magnitud.

Mientras tanto en España, de acuerdo al registro fósil, sí está comprobado que Canarias venía afrontando incendios en dicho territorio. Aún antes de que el ser humano realizara presencia en esta zona. De manera que, según Victor Resco de Dios, las especies están más adaptadas para su recuperación tras los incendios.

Hay que entender el modo en que los incendios devastan la zona

A lo anterior hay que añadir que el modo en que se propagan los incendios varía de acuerdo al clima y a la misma vegetación. En el caso de un bosque tropical, el nivel de la llama puede alcanzar una devastación de 150 metros por día. Es un tipo de devastación lenta, donde la llama es baja, logrando devorar más intensamente a los troncos y las raíces.

De manera que el impacto no es solo por el número de los árboles, sino que afecta también a las semillas, la hojarasca y las capas más superiores del suelo. De esa manera el suelo se empobrece del todo. Esto es lo que ocurre en el Amazonas, mientras que en España la situación es completamente distinta.

En Canarias se sabe que las llamas han logrado alcanzar un tipo de llama de 50 metros y la devastación supera a las 10.000 hectáreas. Pero para suerte de los bosques españoles de Islas Canarias, las especies que afrontaron el desastre están más preparadas genéticamente para afrontar su recuperación. Son especies adaptadas a los incendios por el transcurso de los milenios.

El gran problema del Amazonas

En el Amazonas, la fauna y flora es muy diversa. El proceso de recuperación de toda esa fauna puede requerir varias centenas, por no decir milenios. Y es que además hay que tener en cuenta que el mismo incendio pudo haber dejado en extinción a varias especies.

El Amazonas además ofrece grandes contrastes frente a su clima y vegetación. El territorio de los bosques no es siempre el mismo, sino que se diversifica y crea zonas únicas. La accesibilidad a dichas zonas tampoco es que sea bastante fácil de lograr.

En cambio en España, con la actuación humanitaria rápida no solo se pude disminuir el efecto de los incendios, sino que también es posible implementar estrategias de siembra mucho más fáciles de cumplir. Incluso se habla de que el ecosistema se regenere a sí mismo sin necesidad de intervención del hombre.

Victor Resco de Dios hace referencia precisamente a que el pino canario tiene precisamente la virtud de rebrotar. Así que el paisaje podrá volver a reestablecerse en cuestión de lustros.

El destino del Amazonas

De acuerdo a otros expertos forestales, el futuro del Amazonas depende de las políticas y prácticas de deforestación que se emprendan en este territorio del planeta. El cambio climático puede afectar negativamente al proceso de restauración de esta zona del mundo.

Si no existe un control adecuado sobre la región que representa el Amazonas, que son más de 8.000 kilómetros, el ecosistema continuará marchitándose. Se necesitará de una revolución completa por parte de los gobiernos y organizaciones para que en este territorio vuelva a florecer su antigua diversidad.

Etiquetas: