cerrar
CIENCIA

¿Qué consecuencias traerá una tierra sin hielo?

La Tierra se está quedando sin hielo. Esta atravesando un periodo de deshielo. Y cuando se habla de deshielo, muchos se horrorizan al pensar en las graves consecuencias que puede tener este fenómeno. No sobran los que piensan que las ciudades serán sepultadas por el incremento del nivel del agua de los mares.

Y es un miedo comprensible. El fenómeno del deshielo tarde o temprano puede llevar a una consecuencia de dicha magnitud, pero dado el modo en que la Tierra está siendo afectada por el calentamiento global, esta situación puede presentarse en un período de tiempo relativamente corto.

El nivel del mar llegará a tener un fuerte impacto sobre las ciudades hacia el año del 2050, si continua a este ritmo el problema del calentamiento global. Eso es lo que afirma el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, también conocido como IPCC, de las Naciones Unidas.

El aumento de la temperatura de los océanos

Esta institución realizó un informe titulado como “El océano y la criosfera en un clima cambiante”. Los científicos provenientes de 80 países del mundo, exponen el grave problema que implica el deshielo. Se habla de un fenómeno irreversible, que incluso no podría frenarse aún si se estabiliza el clima.

El primer gran problema está en que las especies polares están en un enorme riesgo de extinción. Aún estamos a tiempo de lograr que las emisiones desciendan y en cierta medida esto ayude a la situación del planeta, pero para ello es necesario actuar desde ya.

De acuerdo a Stephen Cornelius, quien es asesor de WWF, resulta esencial que se trabaje de manera intensa en el proyecto de salvar al planeta. El gran problema del deshielo es que la temperatura de los océanos y mares aumentaría entre 2° y 4° grados centígrados. Lo que genera una reacción en cadena en el ecosistema global.

El deshielo de los glaciares de montaña

Más allá de eso, la Tierra afronta el dilema de que el permafrost de los árticos libere alrededor de 1.600 gigatoneladas de lo que serían gases de efecto invernadero. Este nivel de gases significaría más del doble de la huella de carbón que actualmente se encuentra en la atmósfera.

En lo que compete al Ártico, los deshielos terminarían por dejar sin alimentos a las 4 millones de personas que allí viven. Dichas poblaciones serían las primeras en ser arrasadas del planeta. Pero, en el caso del deshielo de los glaciares de montaña, estos lograrían también que las montañas pierdan su masa en al menos un 20%.

Heike Vesper, quien es Directora de Conservación Marina de WWF, indica que los más afectados serán por supuesto los que viven en las regiones costeras. Curiosamente, el otro gran problema se encuentra en que los deshielos de montaña limitarán el acceso al agua dulce.

La extinción de muchos recursos y especies

Y esto a su vez replicaría en la agronomía internacional. Los generadores de energías hidroeléctricos y ciertas actividades que sostienen la economía de muchos países, gracias a sus sistemas fluviales, también estarían en riesgo. Todo este fenómeno impactaría al mismo tiempo en vida de muchas especies.

Etiquetas: