cerrar
NATURALEZA

Los manantiales karsticos a punto de extinguirse

Australia se enfrenta a un nuevo problema de extinción, la de los manantiales karsticos. La extinción ha sido uno de los fenómenos más constantes durante el siglo pasado y presente. Son muchas las especies, tanto animales como vegetales que han llegado a su fin. Y una vez más la historia se repite.

El daño que está recibiendo cada kárstico del planeta, demuestra el nivel en que las temperaturas están afectando a todos los ecosistemas. Parece que al fin estamos tomando consciencia de ello. Y los gobiernos están tomando buena nota. Al menos el Acuerdo de París del 2015, integró a 195 países en la búsqueda de nuevas soluciones.

El asunto es que el impacto es cada vez más agresivo. Son precisamente los países del primer mundo los que mayor contaminación generan. China es actualmente el país que mayor contaminación tiene, contando con un nivel impresionante de CO2.

Mientras tanto, los científicos con ayuda de las instituciones, continúan adelantando investigaciones para preveer cómo solucionar los problemas actuales. Un estudio reciente, demostró que los escenarios naturales que forman parte del Patrimonio Mundial están ahora más expuestos. El número de ecosistemas naturales amenazados aumentó de 32 a 62 en un periodo de tan sólo tres años.

He aquí un resumen de algunos de los lugares que están en riesgo de desaparecer para siempre y formar parte de la historia de la humanidad:

Manantiales kársticos de Australia

Ubicados al sur del país, los manantiales kársticos se encuentran en gran riesgo de extinción. Albergan al menos 50 especies de cangregos de agua dulce, de los cuales 17 ya están en la situación crítica de extinguirse. Estos manantiales representan una extensión de 8 kilómetros cuadrados.

Mar de Aral

El Mar de Aral se encuentra en Uzbekistán. Es considerado el cuarto lago más grande del planeta. Llegó a tener una superficie de 68.000 kilómetros cuadrados. Hoy solo sobrevive un 10%. Su dato más crónico desvela que 28 de sus especies marinas llegaron a su extinción. Por eso, se ha declarado como un ecosistema que ha fracaso.

Coorong

Volviendo a Australia, de acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el famoso Parque Nacional de Coorong, que está lleno de lagos, lagunas y bosques también se encuentra en una fase crítica de extinción.

En el momento, la superficie natural de Coorong se encuentra apenas con un 10% de vida de la que poseía en su momento de mayor gloria. Buena parte del efecto devastador que afronta este parque se debe al efecto de las tierras agrícolas.

Pantanos de Sídney

Además de los kársticos, la zona de los humedales de Sídney también se ha visto expuesta. El fracking por un lado ha generado un fuerte impacto, lo mismo que la expansión de la vida urbana y la minería, además de los incendios. Así que los pantanos costeros que se encuentran en Sidney, han ido desapareciendo.

Se estima que el 60% de los humedales de esta región se han ido degradando.

Cuenca del río Murray

En Australia, algunos de sus ríos más importantes son el Murray y el Darling. Gracias a ellos, la vida de los bosques y los lagos se mantiene activa. Sin embargo, dado el modo en que se están explotando los recursos hídricos para la producción agrícola, se ha generado un gran daño al ecosistema.

Ahora se tiene claro que solo el 18% de la vegetación humedal sobrevive. En otro momento, la cuenca del río Murray era muchísimo más vigorosa y preciosa. Ahora, el riesgo de extinción es elevadamente alto.

Bosques nublados

En la Isla Howe, la presencia de las nubes era esencial en el ecosistema de la vegetación. Pero, las nubes han empezado a perder presencia en los cielos de esta isla, por lo que la calidad de vida de los humedales ha descendido considerablemente.

El aporte que brinda este bosque al país y la zona es realmente impresionante. Pero a medida que los recursos hídricos han ido descendiendo, el nivel de humedad ha disminuido considerablemente. Los bosques de esta isla se encuentran en riesgo total de extinción si no se asumen medidas claras para fortalecer la vegetación.

Etiquetas: