cerrar
NATURALEZA

Los glaciares marinos están condenados a desaparecer

El tema del calentamiento global es cada vez más preocupante. Se trata de un fenómeno que afecta considerablemente a los glaciares marinos, que de acuerdo a estudios recientes, están destinados a desaparecer. Esto supone un gran peligro para la vida del planeta Tierra.

En primer lugar, que los glaciares marinos lleguen a su extinción provocará que el nivel de las aguas aumente, afectando así a los ecosistemas y marchitando el nivel de nutrientes que ofrecen los océanos a los territorios de los países. Son efectos que se desatan por la fusión submarina.

Además, la aparición de los iceberg que se aíslan de los glaciares marinos, permiten que estas enormes rocas de hielo empiecen a desplazarse por los mares. Actualmente, las investigaciones han podido comprobar el nivel de derretimiento que están afrontando los iceberg; cuestión que anteriormente solo era especulativa.

El estudio del glaciar LeConte en Alaska

Un grupo de científicos de los Estados Unidos, provenientes de la Universidad de Oregón, han logrado estudiar de manera directa la fusión submarina que están afrontando los glaciares. Analizaron específicamente el glaciar marino LeConte, que se ubica hacia el sureste de Alaska.

Este estudio dejó en claro que la fusión del hielo, que es el modo en que la temperatura permite que el glaciar tenga la consistencia rocosa, presenta unas tasas de fusión mucho más altas a las que se tenían predichas en teoría. Eso es lo que afirma David Sutherland, quien es considerado un oceanógrafo experto.

La fusión submarina tiene entonces un índice de fusión 100 veces más alto al considerado. Curiosamente en verano se produce el tipo de fusión más alto. Pero esta fusión está sometida también a los cambios que se presentan en las estaciones. Además, los glaciares mismos están en constante movimiento.

Resultados más exactos sobre la fusión submarina

Por eso, entre mayor sea el nivel de fusión, más se encuentran los glaciares marinos de fragmentarse y por lo mismo, de desaparecer. Esta cuestión tiene en alerta a los glaciólogos y oceanógrafos de todo el mundo, por lo que se están implementando nuevas tecnologías para conocer más sobre los glaciares marinos.

Algunos equipos, además de medir la temperatura, también pueden estimar la salinidad del glacial y las corrientes que afrontan dichas masas enormes de hielo. Gracias a la técnica fotográfica de cámara rápida se ha podido observar el proceso de desprendimiento que afrontan los icebergs.

De ese modo, se han establecido patrones sobre el comportamiento de los glaciares. Ya se tiene una idea del modo que se mueven los glaciares submarinos entre los meses de agosto y mayo. De acuerdo a Sutherland, se acudió al uso de sonares para entender la naturaleza de los superficie de cada glaciar.

Evidentemente, los glaciares están destinados a desaparecer

En el momento, los glaciares marinos tienen un movimiento de 25 metros de desplazamiento, lo que equivale a 91 centímetros por un periodo de 3 horas. Esto impacta en el modo en que se fragmenta su integridad para dar vida a los icebergs.

Debido a este intenso movimiento, los investigadores tuvieron que repetir durante muchas veces los experimentos que les permitían calcular la densidad y la fusión de la glaciación. Sin embargo, una vez obtenidos los resultados, se llegó a conclusiones bastante sólidas.

Se pudo comprobar que la tasa de deshielo es muy acertada, diferenciándose del todo a lo analizado en teoría. Está previsto que los glaciales entonces, al ritmo en que se comporta su fusión, están destinados a desaparecer. La evolución de la desglaciación está siendo más rápida que nunca.

Con los datos actuales, se puede valorar más sobre las proyecciones y la teorización de cómo subirá el nivel del mar debido a los deshielos.

Etiquetas: