Las tiritas de hidrogel te curarán mejor que las convencionales

Las tiritas forman parte de la medicina mundial. Sí, una solución que lleva décadas enteras solucionando nuestras pequeñas heridas. Una solución óptima que le permite a nuestra piel sanar de manera mucho más rápida, además de favorecer a la misma higiene de la zona afectada.

En ocasiones, la herida queda mejor cubierta con el uso de un apósito, que es un tipo de curita mucho más avanzada, mucho más resistente. Sin embargo, las tiritas tradicionales, esas que compras en el supermercado a un precio bastante económico suelen ser muy funcionales.

Por eso, los desarrolladores de esta opción médica, han empezado a innovar y crear nuevas alternativas. Hoy en día se habla de la era de las tiritas dotadas con hidrogel. De acuerdo a estudios recientes, este tipo de curitas permitirán que la sanación de la herida sea  mucho más activa.

El concepto de los adhesivos activos

Los iniciadores de esta era son un grupo de investigadores del Instituto Wyss de Ingeniería de Inspiración Biológica. Esta institución hace parte de la Universidad de Harvard y escogieron el hidrogel como una alternativa que favorece la cicatrización de las heridas.

Este avance se debe al modo en que el hidrogel se presenta sensible tanto al calor como al frio. Su densidad le permite ser elástico y resistente. El grupo de investigación ha denominado a estas virtudes como adhesivos activos, lo que se traduce en la sigla AAD.

Uno de los investigadores a cargo de este proyecto es David Mooney, quien afirma que el uso de tiritas con hidrogel permitirá que las heridas cierren de manera más rápida, mientras se evita al máximo del crecimiento de las bacterias. Esto se logra sin ningún dispositivo adicional.

Unas tiritas de hidrogel para diferentes usos

En el momento, esta tecnología de las tiritas se implementaría en lo relativo a lesiones cutáneas. Sin embargo, también será posible introducirlas en las heridas crónicas. Eso quiere decir que algunas heridas como las úlceras diabéticas podrán ser sanadas con este tipo de medicamento.

Para entender el rendimiento de las tiritas hidrogel hay que entender el modo en que cicatrizan las lesiones en el ser humano. Lo que sucede es que cuando existen lesiones cutáneas en los fetos, las células embrionarias se presentan en torno a la herida, formando una especie de cordón.

Sin embargo, esta virtud es perdida por el feto a medida que va evolucionando. Por lo que a partir de ese momento, cualquier lesión que se produzca genera inflamación y cicatrización a medida que se consolida la cicatrización. Con las tiritas hidrogel se fomentan que la piel intensifique su labor de sanarse. Y al mismo tiempo se logra una sanación que no impacta en la generación de tejido cicatricial.

Lo que se integra en las tiritas de hidrogel

En el caso de las tiritas desarrolladas por el grupo de investigación de la Universidad de Harvard, se está utilizando un polímero de naturaleza termorresistente, mejor conocido con el nombre de PNIPAm. Este se hace cargo de repeler el agua y se contrae al estar sometido a los 33° C. La tirita cuenta así mismo con nanopartículas de plata que ayudan a proteger la herida de los microbios.

Ya se han realizado pruebas con dicha tirita con hidrogel en cerdos y ratones. El resultado es que la piel obtiene una sanación 10 veces superior a la sanación tradicional. Además, reduce la dimensión de la herida en un 45%.