cerrar
TECNOLOGIA

La pantalla LED aporta muchas posibilidades a la publicidad moderna

El reinado de la pantalla LED intensifica su posicionamiento. Cada vez son más las pantallas optimizadas con esta tecnología que se comercializan en el mundo. Y precisamente, en el campo de la publicidad, su consumo se ha incrementado por parte de las grandes empresas.

La publicidad tradicional que acostumbramos a ver en vallas, empieza a ser sustituida a nivel nacional e internacional. De acuerdo a estudios recientes, el posicionamiento de las pantallas digitales capta la atención de las personas en un 400% más que una valla estática.

El éxito radica en el modo en que los contenidos se presentan en pantalla. La manera dinámica en  la que se muestra la información y las imágenes, ofrecen un mayor atractivo. Además, se trata de una estrategia óptima en una era donde la publicidad impresa ha perdido su fuerza.

¿El fin de las vallas publicitarias?

Para afianzar su reinado, las cifras demuestran que las pantallas LED ofrecen una tasa de retorno muy alta para los que invierten en este tipo de publicidad. La estadística es de aproximadamente un 83%. Por lo que de 10 clientes, 8 han accedido al servicio que ofrece una empresa por la motivación generada a través de las pantallas LED.

Los publicistas actuales, están enfocándose en crear contenido realmente llamativo para las pantallas LED. No solo se trabaja en materia de texto e imagen. Sino que el contenido en vídeo es el que mayor atención recibe. Este contenido influye en un 60% para que el cliente tenga una idea clara del producto y/o servicio que va a adquirir.

En el momento, a nivel global, aproximadamente el 80% de las empresas está aprovechando la publicidad en pantalla LED para generar difusión. Este tipo de avance genera un posicionamiento del 33% a las marcas. Lo que demuestra que la publicidad de las vallas está destinada a marchitarse por completo.

El efecto de la Comunicación Visual

Esta nueva era demuestra cómo la Comunicación Visual puede influir y generar una experiencia donde el consumidor se sienta inmerso en el mensaje que le ofrecen las empresas. Además, existen patrones a seguir sobre cómo influir precisamente con dicha Comunicación Visual.

El sitio web Four Winds Interactiva, permite analizar cuáles son las mejores estrategias para darle rentabilidad a un anuncio comercial. Así, una empresa puede identificar en que proyectarse para que la visualización de sus anuncios logren tener un mejor impacto.

Mientras tanto, el otro aspecto que también entra en juego es la vida útil de este tipo de pantallas. Puede que la pantalla LED tenga un alto precio inicialmente. Pero sin embargo, resulta mucho más rentable que el constante pago de carteles impresos o folletos que terminan rápidamente en la basura.

¿Adiós a los folletos y carteles impresos?

En la publicidad digital, la pantalla puede ser utilizada para presentar un contenido diverso y amplio. Simplemente hay que cambiar el contenido a través de un sistema digital e inmediatamente empieza a impactar en los potenciales clientes.

Esta es una de las mayores ventajas frente a la publicidad tradicional. Ya que está última primero hay que producir el contenido, después llevarlo a impresión y por último distribuirlo para llegar al cliente final, ya sea en folletos o en vallas publicitarias.

Además, el contenido digital resulta mucho más interactivo y atractivo para el cliente. Un anuncio en un luminoso motiva al cliente para que quiera consumir o comprar un producto de forma casi inmediata. ¿Cuánta no es la provocación que puede generar un helado de McDonald mientras paseas por la calle en una tarde calurosa? Los sentidos del posible clientes son activados de manera inmediata, impulsándolo a responder al contenido.

Digitalización

Ahora bien, no siempre será necesario crear contenido. Los vídeos corporativos son importantes, pero las pantallas pueden servir para reflejar otro tipo de contenido. Por ejemplo, no hay nada más emocionante que una pantalla LED gigante transmita uno de los partidos más importantes de un mundial de fútbol.

Cuando la empresa asume la labor de utilizar su pantalla LED para transmitir dicho contenido, el espectador reconoce y da gracias a la marca por prestar su pantalla para emitir dicho partido. La
marca adquiere así un matiz más familiar y más cercano.