cerrar
NATURALEZA

La naturaleza está tan exhausta que no puede mantener a los humanos

El cambio climático sigue generando repercusiones en la naturaleza y vida del planeta. Y sí, tal como lo indica el título de este artículo, el daño que afronta el planeta es tan fuerte, que dentro de poco la vida para el ser humano será insostenible. Todo indica que las oportunidades de convivir en este planeta son cada vez menores.

De acuerdo a estudios, al cabo de unos 30 años y al ritmo en que el cambio climático está marchando, las esperanzas de vida para entonces serán muy bajas y difíciles para el ser humano. El estudio más reciente logró emular cual sería el nivel de impacto sobre la naturaleza, teniendo en cuenta el modo en que está actuando nuestra raza en el planeta.

El gran daño que afronta en el momento el planeta tiene que ver con el fenómeno de la polinización, como también en el referente a la renovación del agua. Son dos procesos esenciales en la vida del planeta que va perdiendo calidad, como consecuencia del paso del tiempo y el calentamiento climático.

Un estudio basado en un cálculo de muchos factores

De acuerdo al estudio de simulación, el continente donde la vida tiene mayor nivel de extinguirse por completo es África, como también una región muy amplia de Asia. De manera que si estos territorios del planeta desean continuar prosperando, es necesario empezar a actuar en tres procesos muy importantes.

El primero de ellos tiene que ver con favorecer la polinización generada tanto por aves como por insectos. El segundo hace referencia al modo en que se debe retirar el efecto del nitrógeno al que se acude en el sector de la ganadería y la agricultura; ya que son estos agentes lo que más contaminan el agua. El otro aspecto por trabajar es el establecer barreras naturales que se respeten de cara a las costas.

Con un plan estratégico que se defienda la naturaleza de esta manera, aún se podrá garantizar la supervivencia del ser humano y a la vida del planeta no le resultará exhausta la tarea de seguir ofreciéndole recursos al ser humano. Esta investigación fue liderada por la fundación Ikerbasque.

¿Qué nos espera para el año 2050?

El estudio fue dado a conocer en el Basque Centre for Climate. En este estudio participó también Unai Pascual, quien es el que mayor claridad tiene sobre los tres factores que pueden permitir que el ser humano siga viviendo en el ecosistema de la naturaleza actual, a pesar de los grandes desafíos que impone el cambio climático.

Para el estudio se realizó un contraste de los recursos que posee la población actual y los que tendrían el ser humano para la época del 2050. En esta simulación se introdujo también los diversos factores que entran en juego en la vida de estos recursos. Por ejemplo, se estudió el efecto de la deforestación y cómo el periodo de tiempo de crecimiento de nuevos árboles lograrán darle sostenibilidad a la naturaleza.

Después de esto, se valoró el impacto que ofrecerán a la naturaleza las sociedades que aun recurran a los combustibles fósiles y las sociedades que trabajan con modelos de energía renovables. También se tuvo en cuenta el factor de la rivalidad regional que presentan las naciones en relación a sus territorios.

Un futuro no muy esperanzador

De esa manera pudo verse un panorama que en perspectiva no es nada esperanzador. El estudio, que fue publicado en la revista Science, asegura que para el 2050, alrededor de unas 4.450 millones de personas padecerán de problemas de acceso al agua. También se advirtió sobre la dificultad de renovar este recurso.

Otros datos arrojados por el estudio indican que 5.000 millones de personas deberán afrontar el rendimiento y evolución de los cultivos, precisamente como consecuencia de la polinización. Curiosamente, el estudio indica que el escenario más complejo no acontece en las sociedades que dependen del petróleo.

Es precisamente el campo de la rivalidad regional y el dominio de los recursos lo que más polémica generará para ese entonces. El fenómeno de la globalización traerá como consecuencia que la demanda de recursos sea mucho más alta. Recursos que serán adquiridos por los países con mejor economía y que establecerán una marcada diferencia frente a otras naciones.

El impacto es a nivel global, pero afecta con mayor potencia a ciertos territorios

Otro de los datos develados por esta simulación de factores, deja en claro que cerca de 500 millones de humanos se verán vulnerados por la erosión que se presentará en las zonas costeras, lo que a su vez se verá reflejado en mayores inundaciones. Los que más pierden en este estudio son las más de 2.500 millones de personas ubicadas en la zona este y sur de Asia.

Mientras tanto, en África, existirá una población de unos 1.100 millones de personas que se verán expuestas ante los cambios fuertes del ecosistema y la falta de polinización. Un fenómeno que también atacará a los territorios de Europa y Latinoamérica

Etiquetas: