cerrar
NATURALEZA

La ciudad del dios mono, el lugar menos explorado del mundo

El descubrimiento de la Ciudad del Dios Mono se realizó hace cuatro años. Se trata de un sitio selvático ubicado en Honduras, un lugar que hasta el sol de hoy ha tenido muy poca exploración. ¿Por qué se llama la Ciudad del Dios Mono?

Ese fue el nombre que le dieron los arqueólogos tras encontrar diversas ruinas que aludían a dicho animal. Aunque bueno, existe actualmente una polémica no muy difundida, en la que se asegura que quienes descubrieron esta zona no le concedieron el nombre de la Ciudad del Dios Mono, si no que esto fue sugerido por la misma empresa.

Sea cual sea la verdad, hoy este territorio es conocido por dicho seudónimo. En total, los exploradores lograron identificar 52 artefactos que rinden culto a semejante dios. La exploración también permitió identificar más tarde que en este territorio del planeta vivo una cultura que fuertes contrastes con la que representó la civilización maya.

Una cultura que aún no ha sido bautizada

En ese momento, los historiadores y exploradores a cargo de esta misión no pudieron describir ni bautizar la esencia de esta cultura. Los arqueólogos y expertos en historia se sienten cautivados por todo lo que hay por descubrir allí.

Hay que entender que así como los artefactos que se identificaron, todos se hallaban sepultados, lo que demuestra que bajo tierra puede haber muchos datos sobre esta ciudad. Por lo pronto, existen ciertos datos muy claros a destacar, siendo el primero de ellos que la ubicación de la Ciudad del Dios Mono es cercana a la selva de La Mosquitia.

Más allá de todo el legado cultural e histórico que puede originarse de la Ciudad del Dios Mono, son los mismos expertos en botánica y profesionales en el campo del reino animal, los que más se sienten sorprendidos. Ya que se trata de un territorio dotado con un ecosistema único, donde la vida es rebosante.

Especies consideradas como extintas viven en la Ciudad del Dios Mono

Se habla de especies que nunca antes han sido observadas. Por lo que existe una gran documentación a completar. También se han identificado especies que hasta entonces se consideraban como extintas. De manera que se trata de un territorio bastante virgen que tiene mucho por ofrecer al mundo científico.

La Ciudad del Dios Mono, generó un enorme revuelo en el año del 2015. La idea de estar frente a una civilización pérdida atrajo a numerosos expertos interesados en visitar el lugar. Entre las tantas curiosidades que se percibieron se encuentra el emplazamiento de una pirámide.

En el momento, la Organización Conservación Internacional, de la mano al mismo gobierno de Honduras, se encuentra enfocado en trabajar en la Ciudad del Dios Mono, para así lograr develar los misterios que oculta esta región, considerada como una de las más vírgenes del planeta.

Un descubrimiento que ha generado mucho eco

En el momento se han podido identificar alrededor de 30 especies de categoría mamífera. Los jaguares representan uno de los animales más comunes de la región, al igual que los pumas, los ocelotes y los tigrillos. Además de esto se tiene un registro de 183 especies de plantas. En materia de mariposas se logró hacer un registro de 246 especies.

Los datos sobre los descubrimientos siguen siendo bastante amplios. De hecho, se ha podido analizar que existen aproximadamente 35 especies de reptiles y alrededor de 22 especies de anfibios.

En lo referente a las extinciones, lo que más ha causado sensación es el escarabajo tigre. Hasta entonces se hallaba clasificado como una especie desaparecida, aunque se tenía lo sospecha que aún vivía en ciertas zonas demasiado remotas del mundo. Así que fue una auténtica sorpresa descubrirlo aquí.

La Ciudad del Dios Mono y los ecosistemas

En la Ciudad del Dios Mono, los científicos llegaron a realizar un descubrimiento que los dejó fascinados del todo. Se trata de un animal que es bastante parecido al pez molly. Una especie que nunca antes había observada.

De acuerdo a Trond Larsen, quien está a cargo de liderar el Programa de Evaluación Rápida de Conservación Internacional, los hallazgos realizados en esta área del mundo tienen un gran impacto ambiental, pero al mismo tiempo arqueológico. De hecho, los aportes de la Ciudad del Dios Mono, podrían ayudar significativamente en la preservación de los ecosistemas actuales.

El hecho de que la Ciudad del Dios Mono sea el hogar de especies que se consideraban extintas desde hace más de medio siglo, da pie para entender que estas encontrando un lugar en el cual refugiarse y evitar su desaparición, mientras al mismo tiempo se estableció un ritmo de vida equilibrado entre las especies.

Es por eso que las investigaciones y descubrimientos que continúen realizándose en este territorio son de vital importancia para la conservación de otras especies en riesgo que viven en el planeta.