¿Existe vida en la luna helada de Saturno?

Saturno es un planeta dotado de una gran diversidad de lunas. Una de ellas es conocida con el nombre de Encélado. Esta luna, que tiene un diámetro de 500 kilómetros, se encuentra ubicada a unos 2.000 millones de kilómetros de nuestra posición actual.

Lo interesante sobre esta luna es que allí se encuentra diversos criovolcanes y geiseres, que son fuentes termales. Por lo mismo, existe un océano, ubicado justo debajo de toda la corteza de hielo. Se estima que el fondo de este océano no se diferencia en nada al existente en la Tierra.

Pero lo más curioso sobre Encélado, es que posee las virtudes necesarias para ser hogar de vida. Eso es lo que ha revelado un estudio reciente del Instituto de Investigación del Suroeste (SwRI) de Texas. Estos datos fueron obtenidos de las lunas de Saturno a través de la sonda espacial Cassini.

Una sonda a cargo de explorar la naturaleza de Encélado

Por si no lo sabes, la sonda Cassini fue lanzada en el año de 1997, como parte de un proyecto entre la Agencia Espacial Europea y la NASA. La misión de esta sonda, era estudiar a Saturno y a los mismos anillos que lo rodean, además de sus lunas, por supuesto.

A lo largo de los últimos veinte años, Cassini tuvo la misión de recolectar muestras de la superficie de la luna Encélado. Eso le permitió viajar alrededor de diversas lunas más y aproximarse a chimeneas hidrotermales. Fue así como se identificó que existe un océano, cuya capa superficie tiene kilómetros de grosor.

El estudio llevado a cabo por SwRI afirma que dadas las condiciones, Encédalo es una de las lunas de Saturno que mejor ofrece condiciones de vida. En la superficie de la luna, se registra la presencia de elementos como el carbono e hidrogeno, tal como lo indica Christopher Glein.

Los microbios estarían frente a un “banquete”

Además, teniendo en cuenta los niveles de dióxido de carbono y el hidrógeno, su concentración elevada dejaría en claro que los microbios vivos podrían encontrar allí un auténtico “banquete” químico para proliferar. El nivel de Ph es además bastante similar al que posee la Tierra.

Otro de los elementos que se han reconocido y también en grandes proporciones es el amonio. Hay que tener presente que el amonio es considerado como uno de los combustibles más potentes para la evolución de la vida.

De modo que los estudios afirman que estas moléculas de vida presentan condiciones ideales para la germinación de seres vivos. Las condiciones de las moléculas orgánicas más complejas  en el interior de la luna Encélado son muy pero muy similares a las que ofrece el planeta Tierra.

Todo esto deja en claro que esta famosa luna de Saturno, se convierte en un territorio perfecto para el progreso de la vida. Sin embargo, otros científicos en el mismo proyecto han preferido ser reservados y tan solo se aventuran a decir que “es posible” que así sea.