Encuentran la explicación científica a la formación de atascos

Un equipo de científicos japoneses han logrado encontrar una explicación a los conocidos atascos invisibles. Estos son aquellos que se forman aún cuando no ha ocurrido ningún incidente en la carreterera, ya sea un accidente, colisión, polícia circulando, algún cruce, semáforo, etc. Este fenómeno es conocido como “atasco invisible”. En inglés se le denomina “jamiton”, que proviene de la conjunción de jam (atasco) y soliton (un tipo de onde que se propaga sin variar su forma).

No hay persona que no haya sufrido algún atasco en su vida. De hecho hay personas que tienen que convivir con ello todos los días. Lo peor de todo es cuando además del atasco habitual de todos los días te encuentras con otro puntual que no debería estar ahí. ¿Porque se ha originado este nuevo atasco? Y el remate final viene cuando por fin todos los vehículos se ponen a circular, el atasco desaparece y no encuentras ningún indicio de porque se había formado.

¿Por qué se forman los atascos?

Según numeros estudios, la capacidad que tiene un carril de una autovía es de unos 2.200 vehículos/hora aproximadamente, siempre que circulen todos a una velocidad constante. Este sería teorícamente el límite máximo. Ahora bien, a partir de 1700 vehículos/hora podrian empezar los problemas. Si hay más de esta cantidad de vehículos circulando por un carril, la velocidad de la marcha se puede ver perjudicada por cualquier distracción de un conductor o cualquier otra circunstancia. Vamos a ver cuales serían estas posibles causas:

Principales causas de un atasco

    • Que se reduzcan el número de carriles. Es una de las principales causas de atascos cuando hay alta circulación de vehículos. Cada vez que hay una incorporación o uno de los carriles se pierde, se empieza a complicar la circulación.
    • El efecto acordeón. Este fenómeno ocurre cuando se produce un pequeño frenazo que hace que los coches que vienen detrás tengan que reducir la marcha. De media, cada coche tarda en arrancar un segundo más tarde que el coche que tiene delante. El tercer coche en un atasco arrancará 2 segundos más tarde, el quinto 4 segundos, etc. Así pues si se produce un pequeño atasco con 120 coches encolados (que ocupará algo menos de un kilometro), el último arrancará unos 2 minutos después. Imaginese esto en un atasco normal donde puede haber fácilmente más de 5 km de atasco, estaríamos hablando de 10 minutos mínimo para salir de él.
      explicacion de la formacion de atascos
    • Distracciones de los conductores. Esta es una de las causas más difíciles de evitar y prevenir. Son muchos los conductores que en un momento dado se despistan y tienen que frenar la marcha de su vehículo. Entre estas distracciones las más habituales son el uso del teléfono móvil, fumar al volante o pararse a mirar algún accidente.
    • Conducción agresiva. Hay muchas personas que se creen que están en una carrera de fórmula uno. Conducen a base de acelerones, frenazos, cambios de carril. Este tipo de conductores cuando se produce un atasco no hacen más que retrasar la descongestión, pues son causantes del efecto acordeón.
    • Condiciones de la vía. El estado de las carreteras, así como su diseño puede influir considerablemente en los atascos. En vías en mal estado, con baches y surcos son más frecuentes los frenazos y giros bruscos, que hacen que los conductores disminuyan la velocidad y se formen retenciones. Tambíen influye si la carretera tiene muchas rotondas, semáforos, intersecciones, etc.
      Aquí también podríamos incluir la metereología. Los días lluviosos o con niebla complican mucho la circulación por la falta de visibilidad. Así como las temperaturas muy bajas que pueden provocar la aparición de placas de hielo.
    • Tipo de vehículos circulando. A más número de vehículos pesados, tipo camiones y autobuses, más probabilidades de atasco. Ya que este tipo de vehículos al circular más lento provocan más cambios de carril y frenazos entre el resto de conductores.

Experimento japones de formación atascos

En este experimento los científicos japoneses pusieron a circular 22 vehículos. Lo hacían circulando a una velocidad constante de 30km/h, trazando un círculo de 230 metros. Mientras todos los coches van a la misma velocidad la circulación es fluida y no existe ningún problema.

En un momento de la prueba, uno de los vehículos frena ligeramente. Esto provoca que el resto de vehículos tenga que frenar igualmente, provocando con ello un efecto acordeón inmediato.

Como evitar los atascos

Viendo como se producen los atascos la verdad que la única solución posible es que circulen menos coches por nuestras carreteras. Ya que aunque todos circularan a una velocidad constante y guardarán la distancia de seguridad con el coche que tienen delante, al final se produciría cualquiera de las causas que hemos descrito anteriormente. Habría una salida, una incorporación, un cambio de carril o un despiste, que haría reducir la velocidad de algún conductor provocando el efecto acordeón.

Así que ya lo sabes, intenta usar más el transporte público. Y si no tienes más remedio que circular en coche, guarda siempre la distancia de seguridad, no realices maniobras bruscas y no te distraigas ya sea con el móvil, la radio o un cigarrillo.

Esta página usa cookies publicitarias y procesa tu información para mostrar anuncios personalizados. Más detalles sobre cookies aquí y nuestra política de privacidad aquí. ACEPTO