cerrar
NATURALEZA

El cambio climático está provocando cada vez tormentas más violentas

¿Se desatarán más tormentas como consecuencia del cambio climático? Esta cuestión fue una de las más debatidas en el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático en el año 2017. Y ahora, dos años más tarde, parece que efectivamente las tormentas son cada vez más violentas.

Los ciclones están siendo cada vez más fuertes e intensos. Aunque presentándose con la misma frecuencia de años anteriores. La tormenta Alberto, comenzó la temporada de ciclones en agosto. Su llegada fue un tanto inusual. Pues se adelantó al calendario habitual de tormentas. Y después de esta, llego la temida tormenta Florence.

Esta última tormenta es considerada como una de las más agresivas en golpear la costa americana. Se trata de una situación que parece propiciada por el cambio climático. Aunque sus diversos contrastes son difícil de entender, si parece claro que las tormentas se han vuelto más agresivas y violentas.

Son muchos los factores que influyen en la potencia de las tormentas

La tesis que manejan los científicos es que debido a la evaporización generada en el mar, se incrementa el flujo del viento. De esa manera el ambiente se calienta mucho más. Son varios los aspectos que entran en juego. De ahí que la conclusión científica no puede ser universal de cara al cambio climático.

Lo que se sabe es que existen fuerzas como los cambios de humedad, los aerosoles y las cizalladura que afronta el viento. Estos factores calientan los mares y pasan a ser el alimento que potencia la violencia de las tormentas. De hecho, estas estimaciones concuerdan con la posibilidad de que el número de tormentas disminuya.

Sí, disminuirían, pero por contra cada tormenta que se presente será mucho más agresiva. Como si cada una fuese una síntesis de varias a la vez. Se ha podido percibir que las tormentas han comenzado a ser mucho más largas. Tal como se puede analizar por modelos climáticos que arrojan datos certeros.

El efecto de las tormentas desde hace 39 años

Para avalar estos estudios se ha tenido que acudir a datos obtenidos durante décadas anteriores. Fue así como se estableció una gran comparación entre las  tormentas que venían teniendo presencia en el mundo desde el año de 1979. Este año resulta esencial para la comunidad científica.

Esto se debe a que tres cuartas partes de lo que representa el calentamiento global, ha sido gestado precisamente durante los últimos 39 años. Los datos recopilados dejan claro el modo en que se ha potenciado la intensidad desde el océano del Atlántico Norte. Son cifras que no dejan duda alguna.

El experto en climatología y experto en Física de los Océanos en la Universidad de Potsdam, el señor Stefan Rahmstorf, afirma que la intensidad de las tormentas en el océano del Atlántico norte ha sido superior debido al modo en que se redujeron los aerosoles. Y es que las partículas de suspensión, tienen la virtud de vulnerar la agresividad de los ciclones.

Etiquetas: