cerrar
NATURALEZA

El calentamiento global equivale a una bomba atómica por segundo

Realmente preocupante, esta sería la expresión que resume el problema del calentamiento global en la actualidad. Y es que de acuerdo a un estudio reciente, se pudo estimar que el impacto del calentamiento global es comparable a la explosión de una bomba atómica por segundo. Una estadística bastante cruel.

De acuerdo a la revista Proceedings, que forma parte de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos. La concentración de los gases de efecto de invernadero ha propiciado que nuestros océanos estén absorbiendo en gran medida todo el calor del planeta. Esto ocasiona el rápido calentamiento global de los océanos. Que acaba provocando cambios climáticos en todo el planeta.

Después de promediar el efecto de los gases de invernadero. Se pudo establecer que en los últimos 150 años se ha generado un impacto cuantificable a 1,5 explosiones de bombas atómicas por segundo.

El promedio del daño “atómico” no para de aumentar

Dana Nucciteli, una reconocidad científica ambiental, ha indicado que las emisiones de carbono se han potenciado fuertemente durante las últimas décadas. De cara al efecto térmico que esto supone para la Tierra, la comparación de este aumento con las explosiones que supondrían una bomba atómica han crecido exponencialmente.

Es decir, de media en los últimos 150 años nos encontramos con esa bomba atómica por segundo. Pero si nos centramos sólo en los últimos años, la Tierra estaría recibiendo el impacto de hasta 36 bombas atómicas por segundo. Es decir, el verdadero daño que viene afrontando el planeta se ha concretado en estas últimas décadas.

Mientras tanto, Laure Zanna, profesora de la Universidad de Oxford, nos señala un dato todavía más sorprendente.  El total de temperatura que ha sido absorbido por parte de los océanos durante el último siglo equivale a 1.000 veces al consumo anual de energía de todo el mundo.

¿Nos acercamos a nuestra propia extinción?

Todas estas comparaciones dejan claro el modo en que el calentamiento global está devastando el planeta. Sí, la comparación y relación establecida al tomar a la bomba atómica como referencia puede ser un dato aterrador, pero es en realidad un modo muy claro de ejemplificar la situación.

El mar y los océanos son los que más han venido sufriendo el calor del planeta. Se estima que el nivel de absorción del calentamiento global es del 90%. Esto implicaría a largo plazo, que sumado a los deshielos de los polos, el nivel del mar aumentaría.

Serán las ciudades costeras las que en mayor riesgo estarían en caso de que el promedio de “bombas atómicas”, en materia de calentamiento global, continúe afectando al mismo ritmo al planeta.

Etiquetas: