Dormir más el fin de semana, no compensa la falta de sueño

La memoria corporal es algo a lo que debemos estar atentos. El cuerpo memoriza que necesita descansar, que se ha agotado, que esta siendo llevado al límite de su propia resistencia. Todo esto es válido respecto a las horas de sueño que necesita una persona. Resulta que el cuerpo sabe las horas de sueño perdidas. Y esas horas perdidas tienen efectos negativos en la salud.

Estas consecuencias de la falta de sueño para nuestro organismo han sido analizadas por la ciencia médica en numerosas ocasiones. Y estos estudios han arrojado diversos problemas, tales como problemas con el sistema inmunológico, desórdenes metabólicos, alteraciones psicológicas e incluso desajustes de índole social.

Reponer las horas de sueño durante el fin de semana

¿Has dormido poco esta semana de lunes a viernes? Entonces, seguro que esperas dormir todo lo que puedas durante el sábado y domingo. Apagas el despertador y decides abandonarte en tu cama, para intentar reponer todas esas fuerzas que le faltan a tu cuerpo. Esto es algo que casi todo el mundo hace cuando duerme poco entre semana.

Sin embargo, sucede que esto no es una solución recomendable. Un equipo de investigadores de la Universidad de Colorado lo ha demostrado con un peculiar experimento. Los resultados de esta experiencia arrojan datos negativos sobre la idea de “reponer horas de sueño” en vez de tener “horarios regulares para dormir”.

Los resultados de un experimento sobre el sueño

Para hacer este experimento se tomaron tres grupos de personas, cada una con los siguientes patrones:

  • Primer grupo: 5 horas de sueño por día durante la semana, de lunes a domingo.
  • Segundo grupo: nueve horas toda la semana, de lunes a domingo.
  • Tercer grupo: cinco horas de lunes a viernes, luego todo lo que quisieran el fin de semana.

El primer grupo empezó a comer más, pues necesitaban buscar energía en los alimentos al no obtener toda la necesaria con el descanso nocturno. Además, su metabolismo tenía problemas para procesar la insulina.

El segundo grupo no presentaba problemas, pues dormía las horas necesarias.

El tercer grupo, parecían reponerse. No obstante, los efectos metabólicos del insomnio persistían la semana siguiente. Es decir, el cuerpo queda agotado y maltrecho, pues al no dormir ocurre un deterioro que no se recupera simplemente “durmiendo”. Esto es algo difícil de explicar, pero que trataremos de hacerlo en la parte final de este post.

Secuelas de la falta de sueño

Al no dormir la cantidad de tiempo adecuada se está forzando al organismo. Por ejemplo, si un conducimos un vehículo a gran velocidad, tiene mayor desgaste en sus partes mecánicas. Si luego dejamos “descansar el vehículo” el desgaste persiste, pues ha quedado en sus mecanismos después de haberlo forzado.

Algo similar ocurre con el cuerpo de los seres humanos. El metabolismo se acomoda a la falta de sueño. Hace que los órganos funcionen de manera diferente a la habitual y luego esto queda latente por un tiempo. No basta solo con dormir de más para reponer el cansancio acumulado.

Por ello, debes dormir al menos 8 horas diarias. ¡Debes hacerlo por tu salud y por tu bienestar!