Como los chatbots se alían con los vendedores

Estamos en una era donde los humanos acuden a las máquinas y la tecnología para flexibilizar su vida cotidiana. Cada vez son más las Inteligencias Artificiales, las que aportan a que la vida del ser humano sea mucho más sencilla. Hoy en día, se habla incluso de los denominados chatbot.

¿Qué son los chatbot? Representa un tipo de software que ha sido optimizado para mantener un dialogo con una persona, a tal punto que los interlocutores humanos tienen la sensación de que realmente están hablando con otra persona. Pero en realidad se trata de un programa configurado para ofrecer respuestas y realizar preguntas.

El uso del chatbot se ha intensificado durante la última década. Se ha convertido en una alternativa muy poderosa en el sector de las ventas. Una alternativa que ha empezado a reemplazar el trabajo de los asistentes de chat en las páginas web. Algo que para muchos es muy cuestionable.

El secreto está en la optimización y las bases de datos

Porque a pesar de que aún existen personas a cargo de dialogar con los clientes a través de los chats corporativos de las web, el uso del chatbot terminará por desplazar el trabajo de los humanos. De manera que ya no se necesitará de una persona monitoreando preguntas y deduciendo respuestas, sino que el software optimizado para ello cumplirá con su misión.

Lo que ocurre con el concepto del chatbot es que se trata de una tecnología cuya esencia se encuentra en las bases de datos. Todo lo que es el tradicional sistema de Preguntas Frecuentes se concreta en el chatbot. Todo lo demás será respaldar su rendimiento con una Inteligencia Artificial que interprete la gramática y la intención de las preguntas del cliente.

De esa manera, el chatbot se convierte en un asesor de ventas, donde una vez se ha reconocido la pregunta que realiza la persona, se acude al registro establecido en la base de datos. Luego, el sistema simplemente responde con lo que ya está almacenado. Por lo mismo, son respuestas genéricas.

Los chatbot están siempre disponibles

Esto quiere decir que si alguien más pregunta lo mismo, pero con distintas palabras, el resultado a la pregunta casi que se puede decir es literal. Ese era un trabajo que hace más de una década estaba siendo realizado por humanos, por personas que encontraban en esto una forma de ganarse la vida.

Las empresas contrataban a dichas personas para que se convirtieran en asistentes de ventas. Por entonces el comercio electrónico aumentaba más y más. Las personas empezaban a confiar en las plataformas de pagos online y solo necesitaban el empujoncito para consolidar las compras.

La era del chatbot, como sistema de Inteligencia Artificial, ha permitido que la atención del cliente sea más inmediata. Lo bueno de esto, es que si visitas un sitio web a las 2:00 a.m. ese chatbot te ayudará a despejar tus dudas. Un servicio que es poco probable prestaría un ser humano promedio, a menos que se trate de una empresa que posea clientes constantes a esas horas.

Lo que sí resulta positivo de esta disponibilidad es que precisamente el cliente siempre se sentirá a gusto con el trato inmediato y “personalizado”. A menudo ocurre que los asistentes de chat de los sitios web, no solo están atentos a un solo cliente, sino a varios.