Como encender una bombilla usando una patata

Vamos a realizar un pequeño experimento para encender una bombilla mediante una patata. La ciencia es una rama donde se estudia los fenómenos de la realidad y el mundo. El número de experimentos realizados hasta el sol de hoy en nombre de la ciencia, es realmente enorme. Cada descubrimiento tiene algo más por sorprendernos y nos ayuda reflexionar sobre los misterios del planeta en el que vivimos.

En este artículo, podrás conocer las pautas para lograr que una patata genere electricidad. Sí, una patata puede ser igual de funcional que una batería de litio, dado todo el contenido de sustancias orgánicas que posee. Al fin y al cabo, se trata de un producto que se desarrolla a través de la energía solar y los nutrientes de la tierra.

Así que si deseas realizar un truco en nombre de la ciencia, que puede ser motivo de sensación, no solo para ti, sino también para tus hijos o tus contactos en redes sociales, una buena manera lograrlo es a través del truco que aquí te enseñaremos. Un truco que te permitirá encender una bombilla.

¡Manos a la obra!

Este es uno de los experimentos donde necesitarás de diversos elementos. He aquí un resumen exacto de qué es lo que necesitas:

  • 1 patata grande
  • 2 monedas de cobre
  • 2 clavos de zinc
  • 1 bombilla cuya potencia sea de 1.5v
  • 3 cables de cobre

En la ciencia, la reacción que se establece entre los biocombustibles y aquellos productos eléctricos, es denominada como “redox”. Eso es precisamente lo que se logrará en este experimento: conseguir que todo el biocombustible presente en la patata pueda sintetizarse en energía para la bombilla.

El primer paso para concretar este experimento se encuentra en partir la patata en dos. Luego, debes generar un pequeño corte, una incisión sobre la superficie de cada parte de la patata para
gestar la ranura en la que se introducirá la moneda de cobre.

Construyendo una autentica red

El siguiente paso consiste en envolver a cada moneda con los cables de cobre. Ahí se invertirán dos de los tres cables que ya fueron indicados en la lista. Cuando estén envueltas las monedas con el cable, debes introducir las monedas en la ranura de cada parte de la patata. Solo debe sobresalir la parte de la moneda correspondiente al cable enrollado.

Ahora bien, llega el momento de darle uso al tercer cable. Lo enrollas en uno de los clavos y lo fijas en una de las patatas. El cable que hace parte de la moneda clavada en esta misma patata debes usarlo para enrollar su extremo en el segundo clavo.

Este clavo será introducido en la otra patata. De manera que en este punto deben existir dos puntas sueltas. La primera corresponder a la del clavo de la primera patata y la segunda, la de la moneda de la segunda patata. ¿Qué hacemos con dichos extremos?

Pues para completar este experimento de electricidad, solo basta conectar los extremos sobrantes de cobre con el extremo de la bombilla. Y sí, te sorprenderás, ahí tienes a la bombilla encendida.

La ciencia de la patata

Lo que se refleja de fondo frente a estos experimentos es el modo en que los productos naturales son fuentes de combustible biológico. Se sabe incluso, que un buen jugo de papa puede ser capaz de darle rendimiento a ciertos equipos que funcionen con electricidad.

Por cierto, un estudio realizado en la Universidad Hebrea de Jerusalén, indicó que ciertos tubérculos, que es la familia a la que pertenecen las patatas, pueden tener suficiente biocombustible para mantener activa a una bombilla regular durante unos 40 días.