cerrar
SALUD

Como eliminar el sarro de manera natural

El sarro siempre ha sido uno de los problemas bucales más comunes. En ocasiones resulta muy incómodo y poco estético. Te vamos a mostrar algunos alimentos naturales que ayudan a prevenir que aparezca sarro en los dientes.

El sarro es una placa de bacterias que se sitúa en los dientes debido a algunos minerales que se depositan y no se eliminan. Se identifica cuando los dientes tienen un aspecto amarillo o marrón. Es una placa que se ve entre las encías y los dientes y que cuando endurece crea una crosta. Esto produce una aparición de un tono más oscuro de lo normal.

Lo más importante del sarro

Al tocar notarás que el sarro tiene un tacto granuloso, que además de parecer bastante feo en ocasiones resulta molesto. Y no sólo eso, sino que el sarro puede llevar a otros problemas de salud, como por ejemplo, las caries. Al comer golosinas, refrescos gaseosos o frituras, el sarro interactúa y desprende un ácido que luego crea las caries.

El sarro puede ser provocado por nuestros hábitos de consumo, como son el tabaco, alcohol y café. Pero también puede haber una predisposición genética que lo cause.

Remedios naturales para eliminar el sarro

En primer lugar, es importante mantener buenos hábitos de higiene dental. Lavarse los dientes al menos dos veces por día, utilizar hilo dental y no comer cosas demasiado azucaradas. Y se recomienda visitar al dentista al menos una vez por año para realizarse una limpieza profunda y recibir consejos.

Vamos a ver ahora algunos remedios naturales y caseros para solucionar el problema de sarro en los dientes.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una buena solución para mantener tú higiene bucal y tener un color dental claro y limpio. Se puede mezclar el bicarbonato de sodio con limón o sal y también un poco de agua para que sea más eficaz, además de reducir el sabor fuerte. Hay que tener cuidado de no utilizarlo demasiado ya que puede dañar el esmalte.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • Agua (cantidad necesaria)

Preparación
Mezclar el bicarbonato y sal en un recipiente

  • Mojar cepillo de dientes con agua
  • Introducir el cepillo en la solución de bicarbonato y sal para empapar el cepillo
  • Realizar un cepillado normal pero centrarse en zonas donde se acumula más sarro
  • Repetir al menos 2 veces por día, mañana y noche

Limón

Un muy buen blanqueador dental además de ser una fruta que elimina bacterias es el limón. Es importante no tener contacto con el sol el próximo día ya que el limón puede dejar manchas en la piel alrededor de la boca. Por eso se recomienda enjuagar bien después de su uso.

El ácido del limón puede también debilitar los dientes, por eso recomendamos utilizar esta receta como máximo una vez a la semana.

Ingredientes

  • ½ limón para el jugo
  • ½ taza de agua tibia (125 ml)

Preparación

  • Llenar media taza con agua tibia y añadir jugo de limón.
  • Colocar agua y jugo en un vaso y remover
  • Hacer gárgaras o “buches” en la boca antes de ir a dormir
  • Enjuagar con agua tibia para no quedarse con el sabor ácido

Agua oxigenada

El agua oxigenada también es una solución para aclarar los dientes y eliminar o quitar el sarro. Se recomienda utilizar este remedio hasta tres veces por semana y siempre enjuagar después.

Ingredientes

  • ¼ taza de agua tibia (62 ml)
  • 2 cucharadas de agua oxigenada (20 ml)

Preparación

  • Colocar el agua en un vaso y añadir el agua oxigenada. Remover y mezclar.
  • Tomar un poco de agua y hacer gárgaras durante un minuto.
  • Escupir la mezcla y repetir para otro minuto
  • Enjuagar con agua fresca.

Perejil

El perejil es una hierba que usualmente se utiliza en muchas recetas para dar un sabor más fuerte a un plato. También se puede utilizar para combatir la acumulación de sarro en las encías. El mejor remedio es el siguiente:

Ingrediente:

  • 1 puñado de hojas de perejil (20 g)
  • 1 cucharada de agua (10 ml)

Preparación:

  • Lavar y picar bien las hojas de perejil
  • Mezclar con agua para crear una pasta
  • Colocar sobre los dientes y dejar que actue unos 5 minutos
  • Enjuagar con suficiente agua

Semillas de sésamo

Las semillas de sésamo son perfectas para deshacerse del sarro acumulado en los dientes. Solo hay que tomarse una cucharada de las semillas y masticarlas lentamente durante uno o dos minutos. Después se escupen y luego se masajea los dientes con un cepillo de dientes humedecido. Al final, se enjuaga con agua.

Frutas que eliminan el sarro

Las frutas tienen una muy buena capacidad de blanquear los dientes y eliminar el sarro que tenemos acumulado. Es importante comer las frutas crudas y morderlas enteras, en vez de comerlas cortadas.

Tres de las mejores frutas son la manzana, el melón y las fresas. Estas ayudan a mantener las encías sanas y evitar el sangrado que puede aparecer con un cepillado. También es importante comer la manzana con cáscara para conseguir ese blanqueo deseado.

Las fresas y los tomates se pueden comer cortándose en rodajas y frotando contra los dientes antes de cada comida del día.

Una otra forma más natural de combatir el sarro es frotar la parte interna de la cáscara de algunas frutas como la naranja y el plátano contra los dientes. Puedes realizarlo durante unos 2-3 minutos antes de comer.

Etiquetas: