Aprueban la nueva definición para el kilogramo y otras unidades

El Comité Internacional de Pesos y Medidas ha aprobado el cambio de las definiciones de kilogramo, así como de otras unidades básicas. Tras más de 129 años, la definición actual del kilogramo pasará a la historia. A partir de mayo de 2019 la nueva definición tomará el relevo. También se cambiará la definición de las unidades básicas de el amperio, el kelvin y el mol.

En la 26.ª conferencia de este comité, los 60 Estados miembros han votado de forma unánime a favor de estas nuevas definiciones. Para las personas de a pie realmente no significará ningún cambio en sus vidas, pero hablando de ciencia se está haciendo historia. Como dicen los expertos esto se contará en los libros de texto. Y supone un gran avance para los físicos y científicos.

Según el comité estas redefiniciones mejoran la precisión con las que se realizan las mediciones actuales. Así la nueva definición del amperio mejorará la medición de la temperatura eléctrica y del kelvin la de radiométrica. Por su parte, la nueva definición del mol será mucho más sencilla que la actual. Los miembros del comite comentan que estas redefiniciones eran necesarias para adaptarse a la tecnología de este siglo.

La nueva definición de la forma de medir un kilogramo, ya no dependerá de un objeto material. Sino de un valor basado en una constante física de la naturaleza, la constante de Planck.

Antigua definición de kilogramo

prototipo de kilogramo Grand K

Hasta ahora la definición de kilogramo se basaba en un objeto físico. Un cilindro metálico denominado gran K – prototipo de kilogramo. Este cilindro esta compuesto de una aleación de platino e iridio. Así pues el kilogramo se define como la masa que tiene el prototipo internacional, que esta guardado en la Oficina Internacional de Peas y Medidas en Sévres, cerca de París.

Durante 130 años este cilindro guardado bajo dos campanas de vidrio ha servido como base para las mediciones de masa. Cada cierto tiempo se vuelve a sacar para calibrar prototipos similares en todo el mundo. Como el que se encuentra en Estados Unidos, que es el que usan como medida estándar en ese país.

Antes de esta definición hubo otra que específicaba que un kilogramo era la masa de un decímetro cúbico (un litro) de agua destilada a una atmósfera de presión y 3,98º C. Esta temperatura es aquella en la que el agua tiene la mayor densidad a una presión atmosférica normal. El problema de esta definición era que la densidad del agua dependía levemente de la presión, cuyas unidades incluyen la masa como factor, creando así una dependencia circular en la definición.

Nueva definición de kilogramo

En la nueva definición los físicos han prescindido del Grand K. A partir de mayo de 2019 la nueva definición pasará a estar ligada a la constante de Planck. Esta constante pasará a ser definida como 6.62607015×10−34 kg⋅m2⋅s−1. Por tanto el kilogramo quedará definido a partir de otras dos unidades básicas del Sistema Internacional de Unidades, como lo son el metro y el segundo.

Así pues para calibrar los distinos patrones repartidos por el mundo, a partir de ahora se utilizará una balanza de Watt y el valor de la constante de Planck. La balanza de Watt es un instrumento de medición del peso electromecánico. Mide el peso mediante la fuerza de una corriente eléctrica y un voltaje.

balanza de watt