Analizamos el nuevo Samsung Galaxy S10

El Samsung Galaxy S10 ha sido presentado coincidiendo con el décimo aniversario de la serie Galaxy. Se ha presentado en cuatro modelos diferentes: el Galaxy S10, el Galaxy S10e, el Galaxy S10 Plus y el Galaxy S10 5G.

Esta dotado de un diseño muy refinado y elegante que lo convierte en un complemento más que llevar encima. Cuenta con una pantalla Infinity-O de 6,4 pulgadas en el Galaxy S10+. La pantalla cubre prácticamente toda la parte frontal del teléfono, de hecho la cámara frontal prácticamente parece integrada dentro de la propia pantalla.

Es teléfono es realmente muy sencillo de utilizar y con una gestión super eficaz que te permitirá desarrollar múltiples tareas de forma simultánea. No importa que tengas abiertas varias aplicaciones a la vez, su fluidez te dejará fascinado. Sus botones horizontales son muy suaves y permite que el agarre sea mucho más cómodo.

Gracias a la velocidad de su procesador, así como la memoria y el tamaño de su pantalla, es el dispositivo móvil perfecto ya se use para trabajo o para ocio. Cuenta con una cámara que le permitirá realizar fantásticas fotografías. Podrá revisar todas sus cuentas de correo. Revisar sus documentos. Organizar sus reuniones. O incluso jugar a sus juegos favoritos.

Características del Samsung Galaxy S10

Sin duda lo más destacable del nuevo Samsung es su  pantalla con tecnología Dynamic AMOLED. Aporta una gran nitidez a las imágenes y optimización en la calidad de las imágenes. Aunque su tamaño sea de más de 6 pulgadas, el teléfono es cómodo y fácil de manejar con una sola mano.

Una de las características nuevas de este modelo es que han suprimido el sensor de huellas de la parte posterior. Ya que ahora se encuentra integrado en la propia pantalla táctil. Lo que si han eliminado es el escáner de iris. Aunque cuenta con una función de desbloqueo facial, pero sólo para desbloquear el móvil. Y para los que les gusta usar auriculares, este modelo cuenta con el conector de audífonos.

Procesador, Memoria y Almacenamiento

Tiene integrado un procesador Snapdragon 855 de Qualcomm. Acompañado de 8 GB de RAM. Su almacenamiento más básico es de 128 GB, pero esta disponible hasta en 1TB. Cuenta con ranura MicroSD para almacenamiento secundario.

Como novedad, el teléfono cuenta con un sistema de enfriamiento mediante cámara de vapor. Es realmente efectivo y consigue controlar la temperatura del dispositivo aunque se le de un uso intensivo prolongado, como puede ser algunos juegos que requieren de mucho procesamiento y memoria.

Dispone de 5 cámaras integradas

Si, habéis leído bien. El Samsung Galaxy S10 viene con 5 cámaras. 2 en la parte frontal y una triple cámara trasera. Esta cámara trasera esta compuesta por un objetivo estándar de 12 megapíxeles, combinado con un teleobjetivo de 12 megapíxeles y una lente gran angular de 16 megapíxeles. El resultado es la captura de fotografías realmente profesionales.

Batería de alto rendimiento

El dispositivo viene con una batería de 4100 mAh. Por lo que podría durar hasta un día completo aunque se esté utilizando el teléfono sin pausa. Da igual que estés realizando llamadas, escuchando música o viendo vídeos, el Samsung Galaxy S10 no te dejará tirado. Utiliza un conector USB-C para cargarse, pero además cuenta con tecnología Wireless PowerShare. Por lo que se puede cargar otros dispositivos habilitados para Qi de forma inalámbrica. Muy útil para cargar por ejemplo un Smartwatch.

5G y WiFi

De los cuatro modelos presentados, sólo uno de ellos es compatible con redes 5G. Imaginamos que esta decisión viene determinada por la lenta implatanción que está teniendo el 5G actualmente.

Lo que si nos ofrece es compatibilidad con el nuevo estándar WiFi 6, que ofrece un acceso cuatro veces más rápido al WiFi actual.